domingo, 15 de noviembre de 2020

APRENDER JUGANDO I: PROPUESTAS SENSORIALES

 

Hacía tiempo que tenía este post en mente, sin embargo, los cambios y nuevos proyectos que tengo entre manos a nivel profesional no me dejaban tiempo para poder darle forma, pero por fin está aquí: aprender jugando. Además, creo que no hay mejor fecha para hablar sobre ello que las puertas de la Navidad. Sí, aún falta más de un mes para esos días, pero no nos engañemos, ya nos bombardean por todos lados con turrones, decoraciones, juguetes, luces…. La verdad es que de pensarlo me pongo mala, todos los años se me remueve un conflicto interno acerca de todo este consumismo, pero eso es otro tema del que prefiero no entrar en detalles. Estas propuestas espero que os ayuden tanto de cara a poder realizar diferentes talleres y actividades con los y las peques de la casa en esos días de vacaciones, así como para barajar alguna opción de juguete, juego y recursos que podáis “pedir” como regalo.

Nunca me cansaré de deciros que los niños y niñas como más aprenden es por imitación y desde luego jugando. El juego es una gran herramienta de aprendizaje.  Los niños y niñas emplean el juego de forma innata y natural, lo hacen de forma inconsciente, sin esfuerzo, divirtiéndose y disfrutando en la construcción de sus aprendizajes. Entonces ¿Por qué no utilizar el juego como parte de la educación nutricional? De eso vengo a hablaros. Hay mil estrategias e ideas que nos pueden servir para acercarles los conceptos de alimentación saludable de una forma “inconsciente” y divertida a través del juego y la diversión. No hace falta estar todo el día diciéndoles que hay que comer fruta y verdura y que el azúcar es malo, cuando son niños no queremos transmitirles conceptos puramente teóricos, sino que queremos que cojan unos hábitos de alimentación y de estilo de vida que se les queden marcados para siempre. Hoy os traigo un primer post con varias ideas para que podáis aplicar en casa de forma sencilla, son actividades sensoriales con el objetivo de observarles y dejar experimentar con diferentes texturas, colores y olores que forman parte de nuestra alimentación.

Los niños y niñas, sobre todo cuando hablamos de los más pequeños, tienen los sentidos muy desarrollados, captan todo a través de los sentidos por lo que os propongo aprovechar estas habilidades sensoriales para introducirles en el mundo de la alimentación.  Dejémosles que experimenten con diferentes texturas, colores y olores y simplemente observémosles. Os propongo realizar las siguientes propuestas sensoriales:

TEXTURA

Con esta actividad potenciamos el tacto y la observación, realmente no les introducimos ningún concepto relacionado con la alimentación en sí, pero si es una forma de que vean diferentes alimentos. Además, también se trabaja la motricidad fina, por ejemplo, con la realización de transvases, manejo de pinzas, etc. Se puede hacer con diferentes alimentos como son: pasta de sopa, arroz, legumbres, espaguetis y macarrones e incluso harina.


Taller propuesto por la escuela infantil Amalur haur eskola de Villava -Atarrabia


 
Propuesta y fotos cedidas de @alaznesues


Una forma bonita de completar este tipo de talleres puede ser modificando texturas y observando cambios, como ideas os propongo:

  • -        En el caso de la harina se puede ir añadiendo agua para ir creando diferentes masas.

  • -        Cuando son algo más mayores dejarles jugar con los alimentos en crudo y luego cocinarlos (que lo vean) y ofrecerles la comida cocinada, para que vean y observen esos cambios de textura. Yo esta parte la realizaría por ejemplo con la pasta de la sopa.

  • -        Otra idea es crear arenas sensoriales, por ejemplo, a partir de la piel de la naranja dejándola secar al aire durante varios días o al horno (baja temperatura durante varias horas hasta comprobar que está seca). Por un lado, podemos observar y comentar con los y las peques los cambios observados y por otro una vez seca la podemos emplear como elemento sensorial como tal para hacer diferentes propuestas, como este minimundo ambientado en el otoña que realizó @albiku con su hija de 3 años. 

Minimundo Otoño de @albiku


Como última propuesta para trabajar la textura, os propongo trabajar con el agua y el hielo, a los peques les cautiva.

Hielos con sorpresa y hielos de colores (liquido, solido, nieve). Propuestas de @alazneseus



VISTA-COLOR

Para trabajar el color, podemos partir de la propuesta anterior, pero tiñendo los alimentos. 

Propuestas y fotos de @mipequenorinconazul


Propuesta de @mamiexperimentos

Pero sin duda una de las propuestas que más me gusta de todas las que he visto o experimentado es la de colores comestibles de @rejuega basado en una idea de The realistic mama 


Os dejo además el post completo de rejuega donde podéis encontrar otras ideas: https://rejuega.com/juego-aprendizaje/ideas-para-hacer-con-ninos/5-ideas-para-hacer-con-ninos-en-octubre/

Otra propuesta para pintar con alimentos son las que nos plantea @alhiloinfancia utilizandodiferentes alimentos y especias.

                             Pintura con alimentos                                      Pinturas con especias


OLFATO

Para trabajar el olfato que mejor manera que recurrir a las especias. La primera propuesta es muy sencilla, la realizó en su día mi hija mayor en un taller sensorial de nenoos_spain (cuando hacían talleres en Pamplona) con las gran @mamakdabra al frente.

Consistía simplemente es dejarles diferentes especias en pequeños tarritos y ofrecérselas para oler, ver su asombro, curiosidad, rechazo a ciertos olores es algo maravilloso. Además, seguramente en más de una ocasión prueben los alimentos. Es una forma de ofrecerles nuevos sabores y olores que podemos ir introduciendo en nuestros platos.


Cuando son más mayores otra idea puede ser realizar un juego de emparejar. Por un lado, tenemos diferentes tarritos tapados con especias o alimentos muy olorosos como pueden ser las naranjas, limón, queso, hierbas aromáticas, plátano, cebolla…  y por otro lado tenemos esos mismos alimentos dispuestos en una mesa. La actividad consiste en que emparejen el olor de cada tarrito con su alimento. No hace falta poner una gran cantidad de alimentos ya que probablemente se saturen y cansen. Una opción es realizar la actividad a modo de “competición” entre hermanos o de los peques con nosotros y ver quien tiene el olfato más agudizado.

OIDO

No se me ocurre mejor idea que poder realizar un instrumento musical con alimentos, en este caos unas maracas. La idea es realizar maracas con diferentes alimentos (legumbres, arroz, pasta...) de tal forma que el sonido que se obtenga sea diferente. Al igual que con el olfato se puede jugar a adivinar que alimento hace cada sonido y ver quien tiene un oído más desarrollado.

En el siguiente enlace de @froggies_kids, tenéis una idea de cómo hacerlas, incluso os podéis animar con el palo de lluvia que nos propone, veréis lo relajante que es. 


GUSTO

En cuanto al sentido del gusto poco podemos hacer, creo que la mejor forma de trabajarlo es ofrecerles una gran variedad de alimentos en su día a día. No tener miedo a introducir alimentos menos habituales y por supuesto jugar con los condimentos, las formas de cocinado etc…

 

Hasta aquí las propuestas sensoriales como tal, pero no quería terminar sin hablaros de la NATURALEZA. Creo que la naturaleza por si sola es el gran elemento sensorial que tenemos. Nos permite potenciar mucho los sentidos, además de ayudarnos a bajar el ritmo, parar y observar, algo fundamental para poder llevar acabo todas las propuestas que os he traído hoy. Una escapada a la naturaleza siempre nos devolverá con las pilas cargadas y nos hará poder captar todos los matices con más detalle. Pero es que además también podemos unir esa naturaleza a la alimentación, ver el ciclo de la naturaleza, los diferentes alimentos de temporada, entender de dónde vienen algunos alimentos etc…Aquí os dejo algunas actividades que creo que todo niño/a debe experimentar alguna vez:

  • Excursión para recoger frutos directamente de la naturaleza: moras, fresas, castañas, nueces…
  • Visita a una huerta o a un terreno de cultivo (viñedo, olivar, huerto,…) Como experiencia propia: nunca se me olvidará una excursión que realizamos en 3º de Primaria en el colegio a una plantación de espárragos, donde además de recolectar espárragos de forma manual, los limpiamos, embotamos y nos los llevamos a casa para poder degustarlos. ¡Cuánto aprendizaje en una excursión! Por no hablar de esas reuniones familiares que hacíamos en torno a los viñedos de un tío-abuelo, ¡esas uvas sabían a gloria!
  • Visita a una granja escuela
  • Visita a una quesería, panadería… además si es artesanal aprenderemos, seguro, muchos otros valores. 



Hasta aquí el post de hoy, espero que os hayan gustado las propuestas, como veis hay infinidad de posibilidades, la cuestión es dejar volar la imaginación, bajar el ritmo del día a día y observar.

En el próximo post para completar la idea de aprender jugando os traeré una serie de juegos, juguetes y algún que otro recurso que me parecen muy interesantes para poder tener y compartir en familia. ¡Estad atentos!

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por el recopilatorio y desde ese punto nutricionista abres otro punto de vista y enfoque que ayuda muchisimo. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alazne!!!! como me alegro te haya gustado. Ahora estate atenta que en breve sale la segunda parte, ya no centrada en lo sensorial sino en más juegos comerciales pero estoy segura te va a gustar. Gracias por apoyar este proyecto bonita.

      Eliminar
  2. Casinos in the UK - How to find good games - GrizzGo
    So, what do we mean by “casinos in the UK”? casinosites.one to find a septcasino casino and gri-go.com live casino games deccasino on a wooricasinos.info mobile phone device in 2021.

    ResponderEliminar